El fabricante nipón de airbags Takata se ha declarado en bancarrota en un tribunal de Tokio debido a las pérdidas multimillonarias que lleva consigo a raíz los problemas derivados por los airbags mortales, esta noticia la adelantaron los medios japoneses.

La decisión se tomo por la junta directiva de Takata y ha llevado al regulador bursátil nipón a detener su cotización, de acuerdo a lo que informó el diario económico local Nikkei, sin embargo, la empresa aún no la ha anuncia de forma oficial.

Las obligaciones de pago de Takata por los airbags mortales sobrepasan el billón de yenes (lo cual seria 8.026 millones de euros y en dólares 8.988 millones), lo que convierte a la quiebra del fabricante de airbags en la más grande hasta la fecha de una empresa japonesa.

No dejes de revisar el apartado sobre Aston Martin DBR1 que condujo la leyenda de fórmula uno podría alcanzar los 20 millones de dólares en una subasta

La declaración en bancarrota por los airbags mortales está destinada a facilitar la reestructuración de la deuda, acogerse a la protección de la legislación nipona y también a evitar la insolvencia, de acuerdo a lo que señaló la empresa, además se añadió que solicitaría financiación de emergencia a entidades niponas para poder continuar con su actividad.

TK Holdings se encargaría de subsidiar a la empresa en Estados Unidos, debido a que se ha declarado en quiebra en dicho país, de acuerdo a lo que informó Takata, igualmente recibirá respaldo financiero para su reestructuración por parte de Key Safety Systems, la cual tiene una sede en Estados Unidos y una filial de la china Ningbo Joyson Electronic.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí